El judo y los bolos le agregaron oro a Risaralda

241

El judo y los bolos fueron las disciplinas aportantes del oro en la jornada del miércoles 27 que le permitió a la delegación de Risaralda mantenerse en el quinto puesto del medallero de los Juegos Nacionales 2019 en Cartagena. 

El protagonista dorado del judo fue Jorge Hernán González, quien en la modalidad de combate -división 66 kilogramos- sumó su segundo oro consecutivo en Juegos pues hace cuatro años se impuso en Quibdó. 

En su camino a lo más alto del podio Jorge venció a Cristian Ayala del Meta, Edwin López de Santander, Ángel Berrío de Cesar en la semifinal y Juan Hernández de Antioquia en la final. 

“Gracias a Dios se pudieron dar las cosas a favor frente a un rival muy complicado con el que me enfrento en casi todas las finales, con estudio y preparación pudimos sacar el resultado a favor. En el combate se presentan momentos que nos exigen estar concentrados para evitar que jueguen en contra. Muy feliz porque era la meta que traíamos, el objetivo era mantener ese primer puesto alcanzado a Chocó. La felicidad es grande”, resumió González. 

Una alegría que compartió el entrenador Harold Londoño: “Feliz, feliz porque ha sido un largo camino, un objetivo propuesto y se dieron las cosas, se cumplió la meta señalada desde hace cuatro años. Jorge ya es un deportista de talla nacional. Lo vamos a disfrutar”. 

El cierre de la jornada del miércoles fue también para celebrar pues el bolo entregó la medalla 21 que le permitió a Risaralda mantenerse en el quinto lugar en los Juegos. 

La terna femenina conformada por Juliana Franco Arango, Laura López Botero y Juliana Botero Echeverry se adueñó del oro derrotando a su similar de Bogotá por 655-592 con una fantástica línea de Juliana Franco que en sus ocho primeros lanzamientos metió 7 moñonas seguidas que aporrearon a las rivales. 

“Muy contentas, creo que venimos de menos a más en este torneo. Ayer disputamos la final con Bogotá en dobles y perdimos y hoy cambiamos la estrategia, el equipo hizo lo que se debía en cada momento, supimos meter presión aprovechando nuestro rendimiento en la pista. Estábamos enfrentando a una terna que tiene dos medallistas mundiales en Las Vegas, compañeras mías de selección. No era fácil, teníamos que enfocarnos y creo que comenzar con 7 moñonas les dio confianza a mis compañeras y lo logramos”, expresó Juliana Franco. 

En semifinales la victoria de Risaralda sobre Antioquia fue mucho más apretada: 578 a 565. 

Laura López, integrante de la terna dejó también su concepto: “Hemos soñado mucho con este momento, trabajamos fuertemente para ello y hoy dimos la talla, estuvimos a la altura de la competencia y el resultado se ha dado. Estábamos seguras que teníamos todo para hacerlo, mantuvimos la calma y seguimos las indicaciones para alcanzar el resultado. nosotras también teníamos dos jugadoras de talla mundial y logramos jugar muy bien las tres, estuvimos parejas”. 

La terna de Risaralda mostró desde un comienzo sus intenciones pues culminó en primer lugar la ronda de clasificación a seis líneas.

“En la clasificación estuvimos por encima del resto de las competidoras y en la final dimos los mejor, lo que demuestra nuestro gran nivel, ayer ya habíamos ganado una de plata. En estas finales hay que mantener la calma y entender que todo acaba con el último tiro. En la final Juliana Franco llevaba hay una línea muy buena, a mí me estaba yendo muy bien y las niñas de Bogotá empezaron a fallar y su ánimo a decaer. Ahí vimos que se podía ganar”, sentenció Juliana Botero.

La jornada del miércoles también le dio a Risaralda una medalla de plata con el equipo de gimnasia rítmica y cuatro de bronce con Juan Camilo Martínez en pesas, Juan Pablo Botero, David Arias y el relevo de 4 x 100 libre en natación integrado por Franco, Berrío, Botero y Arias.