Agua de Santa Rosa de Cabal es apta para el consumo humano

550

La empresa Aguas y Aseo de Risaralda, socializó el resultado de la Consultoría contratada para la actualización del Plan Maestro de Acueducto Etapa 1 (captación, desarenador I, aducción, PTAT y almacenamiento) de Santa Rosa de Cabal, el cual determinó que el agua que llega a los santarrosanos y una amplia parte de dosquebradenses, es apta para el consumo; además de presentar el proyecto para mejorar el proceso de potabilidad y garantía de abastecimiento del líquido a la ciudadanía.

Esta consultoría que adelantó la empresa desde 2018 y que además pretendía analizar si el líquido contiene niveles de arsénico perjudiciales para la salud, se vio suspendida varias veces puesto que tuvo interrupciones por la pandemia, y porque se requería analizar todo el trazado del acueducto y el alcantarillado y las fuentes que pasan por propiedades privadas; cuyos dueños en su momento no permitieron el acceso, lo que obligó a parar nuevamente y socializar con cada propietario para que entendiera la importancia de dejar ingresar al consultor y llevar a cabo el estudio.

La realidad del arsénico en el agua
José Vergara Mendoza, director de la Consultoría, explicó que la firma que representa, realizó los estudios para el Plan Maestro de Fase I hasta los tanques, que incluye la garantía del abastecimiento hasta la llegada de la red de distribución y el enfoque primordial, respecto a la tratabilidad y potabilidad del agua.

El experto reiteró que el arsénico presente en el agua de los ríos San Eugenio y Campoalegrito,  es un material natural por las formaciones geológicas de los suelos y desde las fuentes hídricas y que está antes de pasar por la planta de tratamiento, momento en que el líquido, tiene una concentración  del metaloide entre los 150 y 200 microgramos por litro.


Con la presente planta el agua que se distribuye en una proporción de 500 litros por segundo para Santa Rosa y 200 litros por segundo para Dosquebradas, tiene unos niveles de arsénico que oscilan entre los 15 y 20 microgramos por litro en tiempo seco y luego de hacerse un proceso de cloración química, y que aunque esta presencia en el líquido no tiene incidencia negativa para la salud, si está por encima de los rangos en época de calor, porque en temporada de lluvias (que es la mayor parte del año) casi siempre se encuentran por debajo de lo que establece la resolución 2115 de 2007, que determina que los niveles máximos de arsénico en el agua son de 10 microgramos por litro.

Artículo anteriorAgencia Pública de Empleo de Pereira capacita a usuarios de la Granja
Artículo siguienteJóvenes risaraldenses recibieron subsidio de vivienda para convertirse en propietarios