¿Chibchombiano?

958

Por: Fernando Ávila/Ámbito Jurídico.

Pregunta: He oído en algunos programas de radio y televisión la palabra chibchombiano. ¿Qué eschibchombiano?, Raquel A. Pérez M.

Respuesta: Es una palabra burlesca, inventada por algunos defensores del buen hablar, a partir de los vocablos chibcha y colombiano. Se inspira en el complejo de que lo colombiano y lo chibcha son de menor categoría que lo extranjero y lo europeo. El chibchombiano en ese contexto es el lenguaje del populacho, por contraste con el buen español de los estratos sociales más refinados.

La intención de los creadores del término chibchombiano es buena, como lo es toda su campaña a favor del buen uso de nuestro idioma, pero de paso subestiman lo chibcha y lo colombiano, que son dos ingredientes esenciales de nuestra cultura y, en concreto, de nuestro idioma.

Veamos si no.

El idioma español comienza, para ir en orden cronológico, con voces anteriores al Imperio Romano usadas en la península ibérica, barranco, abedul, manteca; se enriquece con la llegada de los romanos en el siglo II antes de Cristo, que aportan el latín, barco, vestidoespada, y el griego, atleta,filosofía, iglesia; con el germano, que llega a la península en el siglo V, tras la caída del Imperio Romano, guerra, bigote, harpa; con el árabe, que arriba en el siglo VII, almohada, azul, ajedrez,alquimia, jarra, ojalá, y con las lenguas indígenas americanas, a partir del siglo XV, cuando los españoles llegan a América, canoa, del taíno; papa, del quechua; tomate, del náhuatl…

Dentro de estos últimos aportes al idioma de Cervantes hay palabras chibchas, como tote, changua,curuba, uchuva, cuchuco, guadua, tunjo, guache, chingue, chisga, turmequé, guasca, fique, tamo, sute,cura (‘aguacate’)…

Donde más ha perdurado la lengua de nuestros ancestros americanos es en la toponimia de Cundinamarca y Boyacá, empezando por los nombres de estos dos departamentos. Cundinamarca es en chibcha ‘el nido del cóndor’, y Boyacá, ‘tierra de mantas’. Los nombres de ciudades y pueblos de estos dos departamentos son chibchas, Bogotá, Soacha, Chía, Cajicá, Zipaquirá, Guatavita, Facatativá, Anapoima, Sasaima, Anolaima, Bojacá, Cucunubá, Guayabal de Síquima, Caparrapí, Gachancipá, Tunja, Paipa, Pisba, Sogamoso, Tundama, Cómbita, Samacá, Sotaquirá…

En el centro de Bogotá, los edificios tienen nombres chibchas: Tequendama, Teusacá, Bachué, Bochica, Nemqueteba, Furatena, Bacatá (el más alto de la ciudad)… Y las localidades, Suba, Bosa, Engativá, Usaquén, Tunjuelito, Fontibón… Y los barrios, Chicó, Tisquesusa, Los Laches, El Guavio, (Altos del) Zipa, Tocaimita, Muzú…

Por lo demás, hay palabras colombianas que no derivan de lenguas indígenas, como berraco (‘el más más’, distinto de verraco, ‘marrano padre’), ponqué, porro (‘ritmo bailable’), vallenato (distinto deballenato, ‘cría de la ballena’), jarillón, caleta, mediasnueves, onces, parva, salsamentaria, guayo,mogolla, cambuche…, que también enriquecen nuestro idioma.

En fin, que lo chibcha y lo colombiano son dos fuentes léxicas respetables e importantes de nuestra lengua, y no necesariamente el origen principal de errores semánticos, ortográficos o fonéticos. Ya William Ospina, en su magnífico ensayo Las auroras de sangre, 1999, mostraba cómo don Juan de Castellanos no escribía barbarismos, según estimaban en Madrid, sino un excelente español enriquecido con los numerosos verbos, sustantivos y adjetivos propios del Nuevo Mundo, como ahora se comprueba, con solo consultar los libros normativos de la Academia.

Autoantónimos

Pregunta: ¿Qué son los autoantónimos?, Luisa Pedraza F.

Respuesta: Son palabras que tienen dos significados opuestos, como arrendar, que es tanto ‘dar en arriendo’ como ‘tomar en arriendo’, o perla, que es tanto ‘un logro’ como ‘un error’.

Artículo anteriorDeportivo Pereira, nuevo inquilino de la A
Artículo siguienteJurisdicción de Paz podría acoger a oficiales vinculados al crimen de Jaime Garzón