En Chocó, 77 familias se desplazaron por ataques entre el Clan del Golfo y el ELN

627
Foto: Defensoría del Pueblo Un enfrentamiento armado entre integrantes de las Autodefensas Gaitanistas o Clan del Golfo con estructuras del Eln el pasado miércoles, sumado a constantes arremetidas contra la población y el comercio, en el municipio de Lloró (Chocó) deja un saldo de 77 familias que tuvieron que desplazarse, hacia el municipio de Yuto, para proteger sus vidas; entre estos 76 menores de edad, 2 madres lactantes  y 98 adultos.

Según el alcalde del municipio de Yuto, Crescencio Bejarano, las alcaldías municipales de Lloró y Yuto habían puesto en conocimiento del Gobierno y las autoridades el problema que se estaba presentado allí y los riesgos que corría la población en la zona, pero no hubo acciones al respecto.

Lo anterior fue ratificado por el director de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, Jorge Calero, quien aseguró estos grupos se están expandiendo en el Chocó y las autoridades han minimizado el problema llegando ahora a una emergencia humanitaria.

“Estamos observando la expansión de grupos ilegales hacia otros territorios, donde se van a generar disputas armadas y la población civil ha quedado en medio de estas. Lo que sí preocupa es que las autoridades han minimizado esta problemática y han afirmado que lo que se presentó en el municipio de Lloró, fue una riña entre familias y esto no es así; aquí se presentó un enfrentamiento entre la guerrilla del Eln y las llamadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo”, señaló el funcionario.

Yuto, está ubicado sobre la vía Panamericana que conduce al departamento de Antioquía; allí se encuentra una escuela de Policía y por tanto hay presenca militar; pero al municipio de Lloró, ubicado sobre el río Atrato, no llega autoridad armada alguna, lo que expone a la población a un alto grado de vulnerabilidad frente a confrontaciones armadas entre grupos armados ilegales aseguró el alcalde Bejarano; esta situación para la Defensoría del Pueblo, genera una crisis que requiere de atención inmediata.

“Se envió una comunicación a la Comisión Intersectorial de Alertas Tempranas que coordina el Ministerio del Interior, para que promuevan todas las acciones de protección, prevención y atención para las comunidades de Lloró, como para las que están llegando a Yuto”, sostuvo Calero.

Finalmente ya se ha solicitado la presencia de la Unidad de Víctimas y que se convoque a un consejo de justicia transicional inmediato para atender a estas familias, por parte del organismo humanitario quien solicita, en un plazo no mayor a 5 días, presentar por parte del Gobierno Nacional, las disposiciones adoptadas para esta crisis humanitaria en el Chocó.

Fuente: Radio Nacional de Colombia.
Artículo anteriorLa Matriculatón sigue en Pereira
Artículo siguienteEl colombiano elegido miembro del Comité Olímpico