Clásico emocionante con polémica arbitral

Foto: AFP.

1230

Una nueva edición del clásico español, con buen fútbol, goles de los dos mejores jugadores del mundo y con polémica arbitral a bordo. El Barcelona repartió honores con el Real Madrid, pero logró mantener su invicto y de paso confirmar el campeonato de la Liga.

Tras un codazo de Sergio Ramos a Luis Suárez, dos patadas de Gareth Bale que ameritaron expulsión y la roja a Sergi Roberto, el árbitro Hernández Hernández quiso compensar las cosas en el segundo tiempo, favoreciendo al Barcelona en el segundo gol con una falta previa de Suárez a Varane que no sancionó y con un penal no pitado que Jordi Alba le cometió a Marcelo. 

En el clásico estuvieron presentes los dos mejores jugadores del mundo: Messi y Cr7 aportaron en el marcador demostrando una vez más porque encabezan la élite del fútbol y han protagonizado una época de ensueño.

Al final los ‘Azulgranas’ celebraron su título de liga, mientras que los ‘Merengues’ se preparan para la final de la Champions League en Kiev.  

Artículo anteriorPereira realizó jornada descentralizada para retornados y migrantes
Artículo siguienteAsí serán los cruces en la recta final de la Liga Águila