Conciliadores o radicales: ¿cuál será la estrategia política de las FARC?

918

Si este domingo 2 de octubre los colombianos refrendan los acuerdos de paz firmados por el Gobierno y las FARC y si los planes trazados en la décima y última Conferencia Nacional Guerrillera se cumplen como está previsto, en mayo del 2017 nacería el partido político que surja del desarme de la guerrilla más antigua de América.

Sería en mayo porque para ese entonces ya habrá terminado el proceso de dejación de las armas, que según el acuerdo alcanzado en La Habana durará seis meses y será monitoreado y verificado por una misión política de la ONU, y porque es el más especial de todos los meses del año para las FARC, dado que su fundación ocurrió en mayo de 1964.

“Hemos decidido surtir todos los requisitos necesarios para el tránsito de nuestra estructura militar a un nuevo partido político”, declaró hace unos días Luciano Marín Arango, más conocido como ‘Iván Márquez’, jefe negociador de las FARC durante el proceso de paz que se llevó a cabo en Cuba durante los últimos cuatro años.

Lo hizo en medio de la Conferencia en la que 200 delegados de los casi 80 frentes de esa guerrilla aprobaron lo acordado, realizada entre el 17 y el 23 de septiembre pasados en los llanos del Yarí, una zona históricamente ocupada por las FARC en el oriente colombiano.

“Tenemos la mirada puesta hacia el futuro sobre cómo vamos a incursionar en la política. Apenas hemos dado los primeros trazados de algo que se va a configurar. Todavía no están plasmados en el lienzo la visión, la concepción del nuevo proyecto político”, agregó el líder guerrillero.

Sin saber qué nombre llevará —decisión que todavía no ha sido tomada, aunque Márquez ya reveló que han recibido “propuestas con nombres muy atractivos porque cuando los guerrilleros opinan lo hacen con el corazón”—, en el país ya muchos especulan sobre el rumbo que seguiría ese partido, los alcances que tendría, al menos a corto plazo, y cuáles serían sus estrategias políticas y electorales.

Para Ariel Ávila, politólogo, profesor y subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, “el partido que surja llegará para remover con fuerza a la izquierda en Colombia, que es un mundo político pequeño”.

Y, dado que tendrán que competir en el 2018, “lo más probable es que lo hagan en una gran alianza, una especie de frente amplio”, para tratar de alcanzar el mínimo de 5 curules que el acuerdo les garantiza durante dos períodos electorales (los de 2018 y 2022), tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

“La cuestión de fondo es con quién harán esas alianzas, quién se atreve a jugar con ellos la primera vez, porque es claro que arrastran un estigma muy fuerte”, le explicó Ávila a CNN. Un estigma que se explica por el repudio de la mayoría de los colombianos a los métodos violentos que utilizaron durante décadas. Ávila cree, sin embargo, que esa carga negativa se evaporará rápidamente.

El antropólogo y politólogo Francisco Gutiérrez Sanín, una de las personas que más ha estudiado el conflicto armado y los partidos políticos en Colombia, concuerda en que habrá remezón pero se lo imagina de una mayor magnitud y no sólo moviendo las fichas de la izquierda. “Será en todo el tablero político nacional”, dice.

“Más que tendencias, que todavía no se disciernen, se puede hablar de las opciones que tienen. El partido que surja del desarme de las FARC tendrá una oportunidad enorme de hacer política pero también se enfrenta a una gran encrucijada”, afirmó Gutiérrez.

CNN.

Artículo anteriorConcejo de Pereira institucionalizó Pereira Eje Rock
Artículo siguienteEstas son las rutas de la democracia para la jornada del plebiscito en Pereira