Cruda verdad de Mina en Everton: ¿por qué en su mejor año podría irse?

El club sabe que, con 26 años, aún es buen negocio; Ancelotti no está convencido y va por Koulibaly.

134
foto: efe.com
foto: efe.com

Yerry Mina es puro sacrificio, trabajo, alegría y buena onda. Por eso nadie se imagina el camerino de Everton sin él… Excepto el técnico Carlo Ancelotti y la directiva, tristemente.

¿Por qué justa ahora que juega, que no sufre como en el inicio con las lesiones, que hace buena pareja con Keane, el gran indiscutible de la zaga azul, le están buscando reemplazo? La pregunta podría no tener solo una respuesta.

Lo primero es reconocer, como lo hace el diario Liverpool Echo, que aunque los problemas físicos lo merman, esta temporada es la de mayor continuidad desde su aterrizaje, en 2019, proveniente del FC Barcelona: «de los 28 partidos de la Premier League esta temporada, Mina ha sido titular en 19 de ellos. Junto a Keane, en 16 ocasiones, el Everton ha ganado 10, empatado dos y perdido cuatro, aunque una de esas derrotas fue ante el Manchester City, cuando Mina salió lesionada después de menos de veinte minutos», dice el medio. 

Eso es más de lo que cuenta Holgate y casi tanto como lo que firma Godfrey. Pero ojo que aquí hay una primera realidad y es que, a sus 26 años, no es la apuesta a futuro del club: «Ben Godfrey es uno de los jóvenes talentos más brillantes de la Premier League después de su transferencia de verano de 20 millones de libras desde Norwich City y Mason Holgate sigue siendo una opción versátil que, a los 24, tiene los mejores años de su carrera por delante. Eso sin mencionar a Jarrad Branthwaite, cedido en Blackburn Rovers, así como a Lewis Gibson en Reading», dice el diario de Liverpool. Primer golpe a la mejilla.

Lo otro es una razón puramente futbolística: «La mayor parte del tiempo juego con Mina y Michael Keane. No son los mejores para cubrir el espacio detrás pero son los mejores en el área, absolutamente los mejores, cómodos cuando el balón está en el aire y en el juego con la cabeza. Pero en el espacio es más difícil. Esa es su característica», dijo el técnico Ancelotti, recientemente.

Y la verdad es que nada de eso es nuevo para quienes conocen a Mina: es lento en el juego a su espalda, sufre desde siempre cuando lo atacan por ahí y se ve pesado en el retroceso. Lo vieron en España, lo vimos en Colombia. Y claro, no se le iba a escapar a un DT experto como el italiano. Por eso se ha fijado en Koulibaly, a quien tiene en el radar desde Nápoles y quien, a pesar de tener ya 29 años (tres más que Mina) tiene muchas opciones de llegar a Everton en el próximo verano, por razones que pasan por su agilidad, su velocidad en el juego a su espalda, su experiencia y el detalle, no menor, de que no es tan proclive a las lesiones… como el caucano.
 
«Mina se encuentra en una situación algo problemática. A primera vista, ha tenido una buena temporada. Ha marcado goles importantes, ha formado una asociación confiable con Keane y es una figura popular en el campo de entrenamiento. Pero lo que quiere Ancelotti, lo consigue Ancelotti…», dice el Echo. ¿Pruebas? Allan tiene 30 años y James 29. Ninguno habría firmado de no ser porque Ancelotti está en el banquillo. 

Así las cosas, el veredicto final, según la fuente, es de lo más desolador: «los informes de esta semana afirman que Mina sería el chivo expiatorio en caso de que Marcel Brands aprobara una transferencia para el internacional senegalés, con el Everton aprovechando al colombiano».

En fin, el mercado dictará sentencia, es posible que no haya ofertas atractivas para el zaguero y acabe quedándose y estropeando la operación Koulibaly, quien además tiene contrato hasta 2023 y podría resultar caro en tiempos de pandemia. Puede pasar que venga una oferta irrechazable por un Calvert-Lewin, por ejemplo, y entonces la prioridad de fichajes cambie. Lo desconcertante es que sea Mina el candidato de siempre a la hora de hablar de salidas… lo triste es que no alcance su descomunal esfuerzo, a pesar de todo…