¿Cuáles son las razones por las que Rusia prohíbe el culto de los Testigos de Jehová?

1158

La Corte Suprema ordeno confiscar todos los bienes de la organización religiosa.

En pleno siglo XXI, y sin que nadie lo pueda creer, pero siendo muy cierto, el Gobierno Ruso prohibió la práctica del culto profesado por los Testigos de Jehová, pues lo declara organización extremista, las razones de tal aseveración y dictamen, se deben a que para la Corte Suprema Rusa ellos son fanáticos y algunas de sus doctrinas van en contra de la vida, como por ejemplo, prohibir a sus feligreses donar sangre o someterse a transfusiones de sangre.

El fallo fue a tal punto, que según el Juez Yuri Ivanenko, juez del máximo tribunal ruso, indica que, todos los bienes de esta comunidad deben ser confiscados y entregados a las autoridades rusas, sin embargo, la gran consigna que se plantea alrededor de todo el asunto, se interpreta realmente desde el punto de vista de ¿Qué sucedió en Rusia, para que se tomara una decisión de tal magnitud contra una religión?, ¿Qué existe detrás de esta situación? ¿Dónde está la libertad de cultos, la libertad a los derechos humanos, de expresión, el libre desarrollo de la personalidad, la libertad de la propiedad privada, entre otros derechos que tanto profesa el mundo desarrollado? ¿Acaso Rusia está regresando de nuevo a un socialismo?

En el pasado con Iósif Stalin dictador soviético se presentó la misma situación, pues no solo los testigos de Jehová, si no todas las religiones, habían sido deportados a Siberia, debido a las doctrinas ateas del socialismo, y pareciera en la actualidad que aconteciera algo similar.

Una de las primeras respuestas a los interrogantes planteados anteriormente, se denota por el hecho de que los Testigos de Jehová no votan, a ellos se les prohíbe el ejercicio de votar, lo cual es una amenaza para la democracia Rusa, ante la creciente práctica de esta religión en el País. Por otro lado una de las teorías que toma gran fuerza tiene que ver con la persecución religiosa por parte de la culto de mayor poder en Rusia, me refiero a la Iglesia ortodoxa, así lo expresa el editor del servicio ruso de la BBC, Famil Ismailov, indicando que en Rusia se ha dado una política religiosa tras el comunismo, lo cual podría explicar, por qué una decisión tan radical, contra un grupo que no suma más de 180.000 feligreses en el país.

Por otro lado la preocupación sentida por el mundo, es la política Rusa en contra de las religiones para favorecer a la de mayor número de fieles, algo que no es ajeno en nuestro contexto, debido a que se presenta un situación similar en nuestro país, solo que se maneja desde unas bases más moderadas por nuestra obligación a ser democráticos y garantizar ”libertades” (situación que no podemos incumplir de puertas abiertas, tal como Rusia,  por nuestra condición de país en vía de desarrollo), debido a que desde la legislación se estipula derechos y deberes iguales para todas las religiones ante la ley, pero en la realidad, se vive algo muy similar a la zozobra religiosa de Rusia, debido a que en nuestro país en pleno siglo XXI se siguen persiguiendo religiones, credos, o culturas, simplemente por pensar diferente a la religión tradicional.

Se entiende por lo tanto que al momento de poner en una balanza los derechos y libertades que el ser humano ha ganado con sacrificio y esfuerzo durante cientos de años y al otro lado el poder político y económico, pesa mucho más el ultimo y el primero se respetará hasta tanto no afecte el segundo, una vez afectado, todo el peso de la maquinaria estatal y gubernamental caerá sobre él, es decir, que en el fondo lo que le importa al mundo es el poder económico y político.

 

 

Por: Jorge Mario Londoño

 

Artículo anteriorDosquebradas realizará la primera Mesa Pública sobre el Programa de Alimentación Escolar – PAE del 2017
Artículo siguienteCable Aéreo inició su difícil proceso de aprobación en el Concejo