Donde el horizonte se mueve

776

Por: Elbert Coes.

La pieza teatral que se presenta por este fin de semana en los exteriores del instituto de cultural y la plaza cívica tiene por nombre Donde el horizonte se mueve. La obra, dirigida por el brasilero Gustavo Ciriaco, tiene como objeto resaltar los lugares, la gente y hábitos icónicos de una región; en esta ocasión, se desarrolla en torno a la ciudad de Pereira.

Pero no solo toca temas materiales sino aquellas situaciones humanas que han herido y dejado cicatrices a lo largo de los últimos años en una región que por supuesto no ha salido inmune a los daños directos y colaterales generados por el conflicto armado. Los diálogos y monólogos de Donde el horizonte se muevecontienen alusiones directas e indirectas al desplazamiento forzoso, la corrupción, la desaparición forzada, la ineficacia de la justicia, temas a los que los más de sesenta espectadores en directo no eran ajenos.

Para lograr esto, Gustavo Ciriaco invitó a varios artistas de la ciudad para que participaran en la recreación del performance que fuera presentado por primera vez en Londres, Inglaterra, en el año 2012. En Pereira, la obra comienza detrás del centro cultural Lucy Tejada, recorre como una caravana intermitente el pasillo del primer piso, baja las escalinatas, cruza la carrera décima y llega a la plaza cívica donde termina de un modo bastante dramático. A lo largo de su recorrido hay una sucesión de actos, diálogos con el público, soliloquios y musicales que hacen que esta sea una pieza rica y variada en su contenido.

Si la obra tiene un objetivo, que debe tenerlo, dijo Ciriaco, es provocar en el espectador una mirada hacia su ciudad. Muchas personas pasean por ella sin reconocerla realmente, sin detenerse a observar sus riquezas, su gente, su identidad. “La ciudad de Pereira es muy rica en su horizonte”, fueron las palabras del director de Donde el horizonte se mueve. “La idea es que el público mire más la ciudad que tiene, todo el increíble espectáculo urbano que existe, coloso, trágico, cómico, humano”.

Aunque la estructura del performance es fija, original de la dirección, los diálogos han sido trabajados por los actores, casi todos locales; así mismo, algunas de las canciones son permanentes, independientemente del lugar en donde se presente la obra, como otras que sí pertenecen al marco cultural; por ejemplo, la Canción del adiós de Claudia de Colombia.

Por el momento el equipo de Ciriaco presentará por segunda vez el performance en el mismo escenario de Pereira, manteniendo en reserva cual será la siguiente ciudad testigo de esta interesante obra. “Tu casa es muy distinta a la casa de tu amigo y de la mía, y a cada casa construimos según su arquitectura. El proyecto se basa mucho en todo lo que existe en ese lugar en particular”. El performance tiene una duración de aproximados 45 minutos, cuya preparación se toma por lo menos dos semanas antes de su presentación. El que se realiza en Pereira cuenta con un numero de 17 actores, el director, director de producción y el equipo encargado del sonido.

Los comentarios respecto a la presentación han sido muy positivos, lo que hace un llamado a la administración local para que incentive y valore esta clase de eventos, tanto en lo cultural como en lo económico. Pereira ha crecido enormemente en términos de arte y cultura, pero necesita que más actividades de esta índole sigan tomándose los muchos espacios urbanos que hay en ella.

Artículo anteriorEl bueno de la película
Artículo siguienteEl realismo mágico de Donald Trump