El agua en Pereira es potable, pero existe evidencia de Hepatitis A

1862

En la sesión especial convocada por el concejal Mauricio Noreña sobre el control de calidad del agua y la presencia del brote de la infección de la Hepatitis A en el agua de Pereira y otros municipios, se concluyó por parte de la Secretaría de Salud que es necesario hervir el agua para el consumo humano en vista del riesgo de contaminación de este brote.

El agua de Pereira es potable y de alta calidad pero hay evidencia de Hepatitis A y por eso recomendamos hervir el líquido vital antes de consumirlo; estamos a la espera de los resultados del Instituto Nacional de Salud sobre las nuevas pruebas de la calidad del agua”, declaró Diana Milena Castañeda Secretaria de Salud del municipio.

El concejal Mauricio Noreña dijo que el Instituto Nacional de Salud reportó la presencia de 63 casos efectivos del brote y solicitó que se lleven a cabo acciones concretas para evitar que esto no se siga presentado; mientras tanto es necesario acatar la recomendación de la Secretaría de Salud de hervir el agua para el consumo humano.

Es importante generar sistemas adecuados de abastecimiento de agua potable, la eliminación apropiada de las aguas residuales de la comunidad, implementar prácticas de higiene personal como el lavado regular de las manos con agua salubre e intervenir la cuenca alta del río Otún”, indicó el concejal pereirano.

Por su parte, la concejala Judith Giraldo destacó que es importante advertir a la comunidad pereirana que hierva el agua para evitar estas enfermedades porque es muy difícil el control en la bocatoma del agua. “Hay que hacer más controles para que la comunidad no contamine la parte ala del río Otún”, indicó la corporada.

Así mismo, la concejala Luz Adriana González preguntó sobre las acciones concretas que adelanta la Alcaldía con respecto a la resolución en la que la CARDER suspende los otorgamientos de los permisos de vertimiento de aguas en la cuenca del Río Otún. “Hay cambios del uso del suelo que generan vertimientos de establecimientos comerciales que terminan en el río Otún y por lo tanto hay que hacer efectiva la suspensión de esos permisos”.

El concejal Carlos Mario Gil se unió a las recomendaciones de las autoridades e hizo un llamado a la comunidad para hervir el agua antes de consumirla, mientras se disipan los riesgos de contaminación por el brote de la Hepatitis A.

El concejal Pablo Giordanelli manifestó que no es cuestión de aprovechar el pánico colectivo para generar conciencia, por el contrario es necesario utilizar elementos para sensibilizar a la comunidad sobre manejo de alimentos y el lavado de manos.