En el 2019 han aumentado las intoxicaciones por sustancias químicas en Risaralda

212

Las intoxicaciones por sustancias químicas es un evento de interés en salud pública el cual es atribuido a la exposición ambiental y al manejo de ciertas sustancias químicas, donde en lo corrido del 2019 se han notificado 583 casos, además pueden generar tasas de mortalidad y discapacidad. 

Según la secretaria de Salud, Olga Lucía Hoyos, la mayor notificación son los casos de intoxicación por sustancias psicoactivas, medicamentos y plaguicidas. 

“Al analizar las intoxicaciones por grupo de sustancias, se observa el grupo que produce mayor notificación en el evento es por consumo de sustancias psicoactivas en el 27,8 % es decir 162 casos, seguido de medicamentos con el 26,9 % que son 157 casos, otras sustancias tienen el 20,4 %, y los plaguicidas ocupan el cuarto lugar de los grupos de sustancias que causa intoxicaciones con el 16,1 % con un total de 94 casos”, explicó la funcionaria.

Al comparar su comportamiento con el año anterior, se observa un aumento de 39 casos; pero, si lo comparamos con el año 2017 se observa un descenso de 285, pues para ese año a la misma semana se habían notificado 868 casos. Aunque se observa un incremento significativo en todos los municipios, donde no aumentaron los casos fue en los municipios de Dosquebradas, Balboa, La Celia y Pueblo Rico. 

“En cuanto al tipo de exposición, la causa accidental representa la principal causa con el 27,4 % de los casos, seguido de causa intencional psicoactiva del 21,8 %, el acto delictivo tiene un 13,4 %, la automedicación presenta el 8,4 % y las intoxicaciones por actividades ocupacionales tiene el 7,2 % de los casos reportados”, aseguró la Secretaria de Salud.

Además, desde la autoridad sanitaria del departamento se vigila la alta carga de enfermedad en grupos de alto impacto como niños, adolescentes y adultos jóvenes, así como mujeres en edad gestacional; por lo tanto, se recomienda la rigurosidad en la seguridad química, la no automedicación y que estos productos como plaguicidas y medicamentos deben estar lejos del alcance de los niños.