Este es el nuevo acuerdo de paz

1664

En la madrugada de este lunes, y 42 días después del plebiscito, el gobierno colombiano hizo público el documento completo del nuevo acuerdo de paz, el mismo que se ha venido trabajando desde que el acuerdo firmado en Cartagena, el 26 de septiembre, fuera rechazado en las urnas el 2 de octubre. El nuevo acuerdo de La Habana, como se le ha denominado, incluye las observaciones de los sectores del No, y había sido anunciado por los negociadores del gobierno y las FARC el pasado sábado 11 de noviembre.

Solo 48 horas después de aquel anuncio se conoció el texto. Humberto de la Calle, en su video diario, explicó que en principio se pensaba publicar los nuevos detalles del documento, pero las FARC opinaron que lo mejor sería publicar todo el acuerdo ya ensamblado. El gobierno aceptó la solicitud y hasta la madrugada del lunes se concluyó la nueva redacción.

El nuevo acuerdo recogió modificaciones en 56 de los 57 ejes temáticos, según lo explicó el fin de semana el propio presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Dentro de la nueva redacción, y como modificaciones significativas, las FARC quedan obligadas a reparar a las víctimas con sus bienes, y para ello deberán hacer un inventario de los mismos.

Este tema de la reparación había sido uno de los que generó mayor inquietud entre los colombianos. Solo hasta el 26 de septiembre del 2016, cuando se firmó el primer acuerdo en Cartagena, el jefe de las FARC, ‘Timoléon Jiménez’, pidió perdón al país; y solo hasta el 1 de octubre, en la víspera del plebiscito, los negociadores de la guerrilla anunciaron su voluntad de reparar a las víctimas con sus bienes. El mensaje pareció llegar tarde, y ahora queda explícito en el nuevo documento.

Precisamente, la nueva redacción, hace una modificación importante en el controvertido capítulo de la jurisdicción especial para la paz, encargada de investigar y sancionar los crímenes cometidos por las FARC con ocasión del conflicto armado. Se eliminó la posible presencia de jueces extranjeros como parte de esta jurisdicción.

El nuevo texto se mantiene en que los autores de los crímenes atroces de las FARC serán sancionados con la restricción efectiva de la libertad, aunque esta no se traducirá en cárcel de barrotes ni sudadera a rayas, así como las condiciones de participación y elegibilidad política de los miembros de la guerrilla una vez desmovilizados.

El nuevo acuerdo, sin embargo, reduce hasta en un 30% la financiación pública a la nueva organización o movimiento político que surja de la transición de las FARC como movimiento insurgente a la vida civil y democrática.

Desde las primeras horas de este lunes el nuevo acuerdo se puede consultar en las principales páginas de internet del gobierno. De las 297 páginas del primer acuerdo, el nuevo documento tiene 310 folios. Lo que aún no se esclarece es la forma como este nuevo acuerdo vaya a ser refrendado. A pesar de los riesgos por una sociedad tan polarizada por el proceso de paz con la guerrilla, como la colombiana, una nueva jornada de refrendación en las urnas aún no ha sido descartada.

Semana.com

Artículo anteriorAsamblea trabajando de la mano con los alcaldes de los municipios
Artículo siguientePereira ganó y sigue vivo por el ascenso