Gobierno de Guatemala pudo evacuar la zona del volcán, pero lo considero innecesario

2369
foto:infobae.com
foto:infobae.com

La respuesta del gobierno de Jimmy Morales ante la catástrofe ocasionada por la erupción del Volcán de Fuego el pasado domingo, ha generado fuertes críticas.

Según las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), la erupción ha dejado un saldo de 69 muertos, de los cuales solo 17 han sido identificados. Dado el alto número de personas desaparecidas, es muy probable que el saldo final de víctimas sea mucho mayor.

El domingo en la noche, horas después de la segunda erupción del Volcán de Fuego que se produjo ese día y que arrojó un río de lava candente que devastó las aldeas de San Miguel Los Lotes y El Rodeo, en el departamento de Escuintla, Morales dio una conferencia de prensa en la sede de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), en la cual aseguró que el estado no cuenta con los recursos necesarios para enfrentar este tipo de emergencias.

Me da vergüenza volver a decirlo, pero según nuestra ley de presupuesto no podemos contar con ni un solo centavo. La ley de presupuesto no contempla que el Estado pueda gastar un centavo en emergencias», aseguró el presidente Morales.

Los medios de comunicación no tardaron en señalar que la aseveración de Morales era falsa, ya que el artículo 101 de la Ley de Presupuesto sí establece un protocolo a seguir para acceder rápidamente a los fondos necesarios para responder a una emergencia nacional.

Según la ley vigente, en caso de un desastre natural, el gobierno debe decretar un Estado de Calamidad Pública, lo cual le permitirá crear un fondo emergente para mitigar los daños sufridos por las comunidades afectadas.

De hecho, ese fue el mecanismo que se siguió, ya que el domingo en la noche el Gabinete de Gobierno decretó un Estado de Calamidad Pública en los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla, los más afectados por la erupción, el cual fue ratificado por el Congreso el lunes por la tarde con 112 votos a favor. El Estado de Calamidad tendrá una vigencia de 30 días.

Tras la ratificación del Estado de Calamidad por parte del Legislativo, el ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, dijo que con esta medida, el gobierno contaría con 315 millones de quetzales (USD 42 millones) para hacer frente al desastre.

«(Morales) recurrentemente ha dicho que la Ley de Transparencia es un obstáculo al actuar gubernamental cuando la ley no limita la acción de la presidencia», asegura el politólogo Renzo Rosal. «Decir eso (que el estado no dispone de fondos para enfrentar un desastre) fue deshumanizante, está diciendo que le importa poco la naturaleza de la emergencia«.

Los diputados de oposición en el Congreso condicionaron su voto a una modificación en la que se incluye que todas las compras deben de registrarse en el sistema de Guatecompras para garantizar la transparencia.

Morales, un actor con escasa experiencia política, fue el candidato sorpresa que ganó las elecciones de 2015, con el lema «ni corrupto ni ladrón», tras la crisis política que generó la remoción de su antecesor, Otto Pérez Molina, quien enfrenta un juicio por corrupción junto con la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Una evacuación tardía

El actuar de la Conred tampoco ha estado exento de señalamientos, ya que después de producirse la primera erupción volcánica el domingo por la mañana, dijo que por el momento no era necesario evacuar las comunidades ubicadas en las faldas del volcán.

La segunda erupción, con una intensidad mucho mayor, dejó al menos dos aldeas enterradas bajo las cenizas y un creciente saldo de muertos y heridos. A pocas horas de haber ocurrido la tragedia, Conred eliminó de sus redes sociales, la afirmación inicial de que una evacuación no era necesaria.

Previo a la aprobación del Estado de Calamidad en el Congreso, diputados opositores aseguraron que investigarían a las autoridades responsables de evacuar a la población para establecer si hubo negligencia.

Jean-Roch Lebeau, ex asesor de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan) en temas de ordenamiento territorial, afirma que «Conred sí ha avanzado en sus sistemas de alerta temprana», pero se vio desbordada por la magnitud del desastre.

Entre las mejoras implementadas por la Conred, Lebeau destaca una mayor coordinación con los consejos comunitarios de desarrollo (Cocodes) – comités locales que buscan impulsar proyectos de desarrollo económico y social – con el propósito de crear protocolos claros de organización y evacuación a nivel comunitario.

 

 

Infobae.com

Artículo anteriorAvanza arreglo de adoquines en el centro de Pereira
Artículo siguiente¿Qué pasó con jugadores de 2014 que no estarán con Colombia en 2018?