Ibrahimovic mantiene vivo al United

417

Casi sobre la bocina y con más sufrimiento que fútbol, el Manchester United esquivó el desastre en Selhurst Park con un gol de Zlatan Ibrahimovic en el minuto 88. Los de Mourinho se adelantaron ante el Crystal Palace con un polémico gol de Pogba pero coquetearon con una nueva decepción con el tanto de McArthur. Se le escapaba la Premier demasiado pronto al United pero apareció Ibra para mantener viva una llama que amenaza con apagarse demasiado a menudo.

Para situaciones como estas uno se deja los cuartos en verano. Pogba generó e Ibrahimovic definió. 105 millones en un pase y un puñado más de libras en sueldo para un remate. Ya iba siendo hora. Entre ambos, el francés y el sueco, desatascaron un partido que volvió a evidenciar la falta de fútbol de este United.

Los ‘red devils’ juegan a rachas, como lo suele hacer un equipo en plena construcción. Mediante apariciones fugaces de sus estrellas, sin consistencia alguna. Así salieron vivos de Selhurst Park, de ese modo lograron levantar un partido que siempre mantuvieron en el alambre. Y con polémica, mucha, de por medio.

Las labores de iniciación en el juego a las que se somete Pogba le alejan de su verdadera zona de influencia. Y es que, en este United, pocos juegan en la posición más idónea para exprimir sus cualidades. En la banda se diluye también Mata, jugador que necesita estar en constante contacto con el balón y que se enfría tan pegado a la cal.

Hennessey contiene al United

Con todos esos inconvenientes, con un juego difuso e intermitente, el United fue el único que generó ocasiones. Acarició Rooney el primero cerca del descanso pero su remate a bote pronto dentro del área lo desvió un acertadísimo Hennessey. El galés repelió otra volea de Pogba pero no pudo obrar el milagro en la última jugada del primer tiempo.

En un balón aéreo, Ibrahimovic cedió con el brazo cuando buscaba el pase de pecho y Pogba marcó en fuera de juego. Dos infracciones en una. Un gol ilegal que justificó el primer tiempo de los de Mourinho. Acomodó a los ‘red devils’ y el Crystal Palace, con McArthur y Zaha como grandes agitadores, se lanzó a por el empate.

Lo firmó el escocés con nombre de general tras un pase sublime de tacón de Delaney. Antes, De Gea había dejado su mágica parada de cada partido para retrasar el habitual sobresalto al que se ven sometidos día sí y día también los jugadores del United.

Ibra aparta la polémica

En apenas un minuto el colegiado Pawson equilibró los errores arbitrales al no ver un despeje de voleibol de Ledley dentro del área y anular un gol de Mata por un fuera de juego de Rojo que no quedó del todo claro. Entre polémica y nervios se debatió el United hasta que sus dos grandes estrellas se encontraron. Fue en el minuto 88, justo a tiempo. Pogba encontró a Ibra y el sueco, lento y previsible lejos del área, demostró que cerca de la portería sigue siendo letal.

Sobre ambos deberán construirse las esperanzas de este United. La Premier sigue lejos, pero no fuera del campo de visión. Con Pogba y con los goles de Ibrahimovic las distancias deberían estrecharse pero, ¿lo harán a tiempo?.

MARCA

Artículo anteriorSin goles ida de la Liga Águila
Artículo siguiente«No entra en nuestros planes que Bacca se vaya»: director del Milan