Iván Duque invita a un gran pacto por el futuro de Colombia

2981
Foto: Carlos Ortega
Foto: Carlos Ortega

En el discurso de posesión del presidente Iván Duque y en el cual se demoró una hora, llamó a Colombia a hacer un gran pacto para la legalidad, la equidad y el emprendimiento con lo que pretende construir el futuro de Colombia.

En la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, y ante mas de doscientas personas leyó por cerca de una hora un discurso en el que usó 4.500 palabras, de estas pronunció 35 veces Colombia y 62 veces se refirió a nuestra y nuestro.

Comenzó su discurso con un recorrido histórico de más de 200 años de la Independencia, para decir que “Colombia deja en evidencia que es una nación valiente, laboriosa, que no se amaina al primer ruido (…) No me canso de decir que Colombia es resiliencia”.

Después, llamó al optimismo y dio línea sobre los retos que, en su criterio, tiene el gobierno que comienza: “más de 300 líderes sociales asesinados en los últimos dos años, los cultivos ilícitos se han expandido exponencialmente en los últimos años, bandas criminales aumentan su capacidad de daño en varias regiones del país, se han hecho promesas y compromisos con organizaciones sociales sin asegurar su financiamiento”.

Tras hablar de los problemas financieros y con altas cargas tributarias, Duque llamó a las fuerzas vivas del país a hacer un gran pacto por el futuro de Colombia. “Los invito a que todos construyamos un gran pacto por Colombia, a que construyamos país, a que construyamos futuro y a que por encima de las diferencias estén las cosas que nos unen”, dijo el presidente Duque.

En el capítulo del pacto por la legalidad, el presidente señaló que se deben acabar las “divisiones falaces entre amigos y enemigos de la paz, porque todos la queremos”. Y agregó: “Las víctimas deben contar con que habrá reparación moral, material y económica por parte de sus victimarios y que no serán agredidas por la impunidad”.

A renglón seguido, Duque señaló que “ni el narcotráfico ni el secuestro pueden ser conexos al delitos político ni mecanismos legítimos para financiar y promover ninguna causa”. 

Entre los proyectos que serán presentados al Congreso mencionó uno que expresamente prohibirá que «los grupos armados ilegales que secuestran y trafican drogas pretendan ganar beneficios mimetizando sus delitos con causas ideológicas». Esa eventual modificación legal y constitucional, sin embargo, solo aplicará hacia futuro porque las disposiciones del acuerdo con las Farc en esas materias no pueden tocarse por el principio universal de la favorabilidad penal.

Por su parte, señaló que va a revisar en los próximos 30 días el proceso de paz que dejó el pasado gobierno con el Eln. “Quiero dejar claro que un proceso creíble debe cimentarse en el cese total de acciones criminales, con estricta supervisión internacional, y tiempos definidos”, dijo.

También, anunció que pretende «corregir fallas estructurales que se han hecho evidentes en la implementación» y que su Gobierno reforzará las políticas de desmovilización, desarme y reinserción «de la base guerrillera».

En el tema económico, Duque dijo que se hará un ”programa de reactivación de la economía” para “tener un sistema tributario y de desarrollo productivo orientado a la inversión, el ahorro, la formalización, la productividad y la competitividad de nustra economía”. Así mismo, prometió bajar el impuesto a los generadores de empleo y mejoraremos los ingresos de los trabajadores”. 

Adelantó, también, temas sobre una propuesta para reformar la justicia. No habló de la Supercorte que fue uno de sus temas en la primera parte de la campaña presidencial. Habló en cambio de los ajustes para que la justicia sea «más eficiente, más cercana al ciudadano y más confiable». Dijo que esa reforma a la Justicia «no da espera, porque la mora judicial, el hacinamiento carcelario, los procesos interminables, la precaria tecnología con la que operan nuestros despachos, los riesgos de corrupción y en muchos casos la falta de transparencia y coherencia procesal y probatoria se van carcomiendo la esperanza colectiva».

Duque terminó su discurso llamando a los colombianos a construir un gran pacto para el futuro de Colombia. “No dejemos que el odio interfiera en este propósito, no dejemos que nada nos distraiga del camino de la unión. No más divisiones de izquierda y derecha: somos Colombia, No más falsas divisiones entre neoliberales y socialistas: somos Colombia, No más divisiones entre ISMOS : somos Colombia”.

 

 

Eltiempo.com

Artículo anteriorRisaralda recibió a los equipos que se disputarán la edición 68 de la Vuelta a Colombia
Artículo siguienteDiputado Londoño hace llamado por las inundaciones en la quebrada La Condina