Lo bueno, malo y feo de Colombia en la doble jornada de Eliminatorias

33
foto:EFE.COM
foto:EFE.COM

Cuatro puntos en las dos primeras presentaciones de la Selección Colombia en las Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022 son un balance buenísimo, digno de celebrar, desequilibrante si se mantiene la vara alta durante el torneo, que es largo y sinuoso.

Lo bueno

Arquero confiable: Ante la ausencia de David Ospina, el dueño del arco colombiano, Camilo Vargas demostró que no por accidente fue su suplente en dos Mundiales e hizo valer su experiencia con tres atajadas y un pase-gol contra Venezuela y un rendimiento aceptable contra Chile, aunque acabara sacrificado en jugadas fortuitas.

Las pequeñas sociedades funcionan: Mojica, Muriel y Zapata entrenan juntos todos los días en Atalanta y su conexión, su ubicación y la lectura de los movimientos prueba que había que tenerlos a todos en el campo. Contra Venezuela los dos delanteros marcaron y Mojica fue socio para ellos y para James. Sí, contra Chile falló el atlanticense y Mojica tuvo muchísimo trabajo en defensa, con lo cual no pudo salir tan limpiamente, pero se buscan y se entienden y eso es clave.

Lerma, el otro dueño del mediocampo: Probó que su calidad sigue intacta y se convirtió en una grata aparición en ausencia de Matheus Uribe, pues se complementa a la perfección con Wilmar Barrios, aportando ese toque hacia adelante que tanto daño hizo contra Venezuela (estuvo a punto de hacer golazo de media distancia). Contra Chile era la figura hasta que la lesión de Medina lo sacrificó en la banda, pero su nivel es notable.

El momento de James: La calidad del zurdo volvió a sentirse en la Selección Colombia, que lo aprovecha con y sin continuidad y que ahora que es figura del Everton y de la Premier League siente en cada pase su buen momento futbolístico y su rotunda confianza. Frente a Venezuela fue socio en dos de los tres goles y una preocupación constante con su imaginación y sus sorpresa. Es verdad que el partido contra Chile fue decepcionante, pero, a su favor, le faltaron socios y fue bien neutralizado. Con todo, incluso en su mal día, es un tremendo dolor de cabeza para cualquier rival verlo en el campo.

Siempre Falcao! Aunque él mismo habla con melancolía de la Selección Colombia, abre la puerta al retiro, parece que se está yendo, SIEMPRE que esté disponible hay que apostarle. Contra Venezuela no tuvo una clara pero no por falta de lucha y contra Chile es todo mérito suyo que se sumara de visitante, como manda la media inglesa de las Eliminatorias de Conmebol. Una que tiene, un gol. ¿Cuántos delanteros del mundo aseguran ese rendimiento?

No eran tantos Nueves: La gran polémica de la convocatoria para esta doble fecha eliminatoria era el llamado de Córdoba, Morelos, Falcao, Duván Zapata y Luis Muriel, en teoría todos atacantes del área. Pero el DT entendía que no tenían que rozar las barbas del portero rival para justificar el llamado, que Morelos podía ser puntero izquierdo, que Zapata puede salir del área para abrir espacio, que Falcao es sacrificio puro y va hasta la media cancha si es necesario, que Muriel no es hombre de área en Colombia hace años, lo sabía todo. Y por eso nunca creyó que fueran demasiados Nueves. El gol de Falcao a Chile, el ataque con tres hombres en teoría de la misma posición, son la victoria del entrenador.

Lo malo


Líos con los centrales: Contra Chile, Jeison Murillo tomó el lugar de Mina, quien sintió una molestia en el muslo derecho, y de nuevo no tuvo suerte. Lo superó en Santiago el chileno Vargas, no fue un compañero efectivo para Dávinson y sufrió junto a Mojica por la velocidad de Isla y su corte. Sí, fue un cuarto delantero en los últimos minutos, pero no da la sensación de ser un suplente cien por ciento confiable en ausencia de Mina o Dávinson, aunque ninguno fuera deslumbrante en este debut en Eliminatorias.

Relevos en los costados: las desafortunadas lesiones de Medina y Arias dejaron en evidencia que no estamos tan sobrados de laterales derechos, pues aunque Cuadrado conozca el puesto lució errático e impreciso cuando debió jugar allí contra Chile, y se perdió todo el aporte ofensivo y la asociación con James. No estamos mejor por la otra punta, donde Mojica ya demostró que sufre ante atacantes ingeniosos y veloces como Isla y, aunque en la salida es muy punzante, la primera obligación, que es la defensa, no la cumple cabalmente.

¿Debe preocupar la irregularidad de Muriel? ¿La de Zapata? Los autores de los goles contra Venezuela fueron francamente intrascendentes contra Chile. El primero salió figura, el segundo se sobró, pero ante un rival con muchas limitaciones. En Santiago ambos carecieron de imaginación, de rebeldía, y eso, en hombres tan efectivos y con tanto rodaje juntos, eso por no mencionar que son presente y futuro del ataque nacional, no es un detalle para ignorar.

Lo feo


​Las lesiones:
 primero fue Santiago Arias, con una fractura de peroné y rotura de ligamentos del tobillo, que requerirá cirugía y lo marginará unos seis meses. Este martes, contra Chile, cayó Stefan Medina, aparentemente por un problema muscular. Y minutos antes de ese partido se reportaba que Mina había sufrida una «molestia» en el último entrenamiento que le dio a Murillo la opción de jugar. Los problemas físicos son inevitables, pero en los dos primeros casos sobrevinieron cuando mejor jugaban, y en el otro afecta a un hombre, a todas luces, difícil de reemplazar. Las lesiones pasaron una costosa factura en este inicio de Eliminatorias.

 

Futbolred.com