“Los que utilicen las propiedades para la comercialización de drogas, van a terminar con el predio demolido” Juan Pablo Gallo

2026

Cerca de 3 meses duró el proceso que hoy termina con la demolición de un predio que estaba invadido en el barrio San Camilo, ubicado en la calle 31 bis concarrera 3ª, el cuál venía siendo foco de inseguridad para los habitantes del sector, ya que dentro de él convivían jíbaros que vendían alucinógenos a los jóvenes, convirtiendo el lugar en una olla de distribución.​

El alcalde Juan Pablo Gallo Maya envío un mensaje contundente a las organizaciones criminales “un mensaje muy fuerte para todos aquellos que utilicen un predio para la comercialización de droga y afectar a nuestros jóvenes con el peor de los males, esos predios terminarán como este en San Camilo, no solo en extinción de dominio, sino también demolido; por eso seguiremos trabajando para que sean muchos más predios los que terminen así”.

 

La administración es consciente que estas intervenciones tienen etapas procesales y legales que se deben realizar, motivo por el cual delegó estos trámites a la Secretaría de Gobierno para agilizar las diligencias y proceder con la demolición de este predio.

 

“Vamos a seguir demoliendo más predios como este, ya que son numerosas las ollas que hay en Pereira, pero lo que es claro es que todos los que utilicen las propiedades para la comercialización de drogas, van a terminar con el predio demolido.” Enfatizó, el Primer Mandatario de los pereiranos.

 

Al lugar llegó el Alcalde en compañía del Coronel de la Policía, coronel Manuel Salcedo, verificando que el predio estaba convertido en un punto de venta de drogas, perjudicando la sana convivencia y la tranquilidad de los vecinos.

Artículo anteriorComienza montaje de pilona 3 del Megacable en Pereira
Artículo siguienteGobernación capacita a sus docentes en prácticas pedagógicas