El problema que le dejó el Ministerio de Educación a los gobernadores del país

493

El Programa de Alimentación Escolar PAE-, anteriormente era manejado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hasta el año 2015, luego el Ministerio de Educación Nacional lo lideró hasta la presente vigencia cuando fue entregado a las entidades territoriales, causando sendas dificultades para financiarlo no solamente en Risaralda, sino además en otros departamentos y municipios del país por la falta de recursos.

La Gobernación de Risaralda con el fin de continuar la ejecución del programa, destinó los recursos necesarios para garantizar las más de 24 mil raciones alimentarias de los estudiantes de las escuelas y colegios de los 12 municipios no certificados del departamento. Risaralda además, fue la única entidad territorial que empezó el 18 de enero, primer día de clases, con la alimentación escolar.

Al tratarse de un tema presupuestal, los recursos requieren la aprobación de la Asamblea Departamental y, debido a que hasta el pasado 11 de agosto estaban garantizados para la ejecución del programa, este se detuvo, lo cual desató la polémica alrededor de quién fue verdaderamente el culpable.

Lo cierto, es que la semana anterior se convocó a la Comisión de Presupuesto en la Corporación para la aprobación de los recursos, pero debido a la inasistencia de 4 diputados que presentaron excusa por otras ocupaciones, más tiempo fue el que se tardó el dinero para el PAE. Se espera que la otra semana se reanude de nuevo.

El tema se sale de las manos de la Administración Departamental, los recursos llegan de la Nación fraccionados, es decir, no una bolsa entera, el PAE en Risaralda cuesta 53 millones de pesos diarios, un recurso bastante alto para un departamento que cuenta con poco presupuesto anual, teniendo en cuenta que en el 2016 el programa está por los 11 mil millones de pesos.

Este es uno de los grandes asuntos que preocupan el sector educativo, debido a la falta de planificación del orden nacional al dejar la administración del PAE a las entidades territoriales y dejar en el aire la forma como se garantizarían los dineros.

Noticias que han surgido en diferentes medios de comunicación, evidencian el trastocado camino que les ha tocado a gobernadores y alcaldes del país para ejecutar el programa.

 

Jornada única

Otra preocupación que viene surgiendo del tema, es si actualmente el Programa de Alimentación Escolar presenta dificultades sin implementarse la jornada única, qué sucederá cuando ya inicie. La Ministra de Educación Gina Parody, en repetidas ocasiones ha expresado sus intenciones de apoyar a las instituciones que implementen la nueva metodología de enseñanza.

En Risaralda esto todavía no se evidencia, dado que no se ha empezado con la jornada única. «Confiamos en la palabra de la Ministra de que así va a hacer, que los niños que empiecen jornada única tengan alimentación escolar», expresó hace poco Liliana Sánchez, Secretaria de Educación del departamento, quien además aclaró que el PAE no es para el 100 % de las matrículas educativas del departamento, sino para las poblaciones que realmente lo necesitan. Lo anterior, por muchos casos conocidos donde hijos de alcaldes, secretarios, maestros o personas que tienen ingresos para llevar sus loncheras y comidas, también ingresan al programa, ocasionando que este sea inmanejable presupuestalmente.

La jornada única fue contemplada mediante la Ley 115 de 1994, desde los artículos 54 al 57, con el fin de fortalecer las competencias de los estudiantes en jornadas extendidas y fomentar el proyecto de vida de niños, adolescentes y jóvenes. Con esta además se busca disminuir las brechas de inequidad que existen entre educación pública y privada, a través del bilingüismo, el desarrollo cultural y deportivo y los demás aspectos fundamentales en los procesos formativos de los estudiantes y sus familias.

 

 

Artículo anteriorSe corrió la etapa 13, Nairo se mantiene líder
Artículo siguienteConfirmada fechas de acuerdo final y conferencia de las FARC