En la Asamblea de Risaralda continúan las disputas

Las facultades del Gobernador serian hasta el 30 de julio

2141

Las relaciones políticas entre el gobernador Sigifredo Salazar y el grupo mayoritario – o G7 – de la Asamblea de Risaralda, continúan tensas. Esto se evidencia luego que el bloque minoritario, el G5, tuviera que votar positivo al proyecto que le otorga facultades al mandatario.

Lo anterior ocurrió en el a Comisión de Presupuesto que se realizó el miércoles en la duma departamental.

¿Por qué?

El proyecto de ordenanza ha dado vueltas en la Corporación desde las pasadas sesiones ordinarias por un aparente conflicto burocrático.

En esta última sesión, la pelea se centró en que el bloque minoritario, que apoya a Sigifredo Salazar, no quería aprobar este proyecto porque solamente le concede facultades hasta el 30 de julio.

Sin embargo, la tensión fue muy fuerte y tuvieron que acceder a las pretensiones del G7 porque al haber tres empates en la votación, el proyecto debe dejarse para el próximo periodo. Así lo dice claramente el reglamento de la Asamblea.

Esto significa que el Gobernador no podrá contratar por el resto de este año, ya que las facultades se le vencieron el pasado 16 de junio.

Esta fue una jugada que le salió bien al bloque mayoritario, consiguiendo 6 votos a favor del proyecto, que aún está sobre la mesa a la espera de un nuevo debate en plenaria que no fue convocado para hoy.

Ahora la preocupación está en que el presidente Julián Alonso Chica, del partido Conservador, convoque para dar el último visto bueno a este proyecto el próximo 4 de julio.

Artículo anteriorBecas Pa´ Pepas benefició a 237 pereiranos
Artículo siguiente[Video] Ladrones ingresaron a la Contraloría y quedaron grabados