Profesionales de la salud de primera línea, preocupados ante la alta ocupación de jóvenes en las UCI

458
Angela María Giraldo Montoya, es médica Internista y Neumóloga del Hospital Universitario San Jorge y de la clínica Los Rosales, quien en medio de extensas horas de trabajo atendiendo pacientes de las UCI Covid, hace un llamado contundente a los risaraldenses para que no bajen la guardia ante el virus.
 
«El llamado nuevamente a la ciudadanía es: por favor el autocuidado, por favor colaboremos, no damos ya a basto nosotros los profesionales de la salud, ni las instituciones tampoco; tenemos una sobrecarga de trabajo inmensa y por más en camas de UCI que tengamos no estamos siendo lo suficiente para lo que se nos está viniendo encima. Lo que estamos viendo hoy aquí en Risaralda es lo se está viendo en todos los departamentos de Colombia, un número ya desbordado de pacientes con COVID severo, por neumonía severas que rápidamente son progresivos», aseguró la doctora Giraldo.
 
La especialista dice que las neumonías que están diagnosticando son más graves, en este momento de la pandemia; dado que, antes en un par de semanas los pacientes se deterioraba en su condición, pero ahora, sólo en tres o cuatro días.
 
«Tenemos pacientes con neumonías muy severas, con unos sindrome de distrés respiratorio bastante importante, que nos hace recurrir a la ventilación; y lo segundo, estamos viendo pacientes muy jóvenes, en este momento tenemos un paciente de 22 años aquí (en el Hospital San Jorge) con un deterioro importante de su salud; en Los Rosales hay otro paciente de 23 años».
 
Asegura que, la información que se daba donde los más vulnerables eran los adultos mayores, ha variado, porque se evidencia en las salas UCI personas entre los 40 a 55 años sin enfermedades de base.
 
«Esa información que al principio se dio en esta pandemia de que a los jóvenes no les daba, probablemente estaban bajo otro momento u otra condición de la pandemia; hoy estamos viendo gente muy joven entre 40 y 50 años y pacientes muy severos, con mucha complejidad y, que probablemente, no van a salir con un desenlace favorable, sino que van a morir en medio de estas condiciones».
 
En la mayoría de las UCI habilitadas en Pereira y Dosquebradas y luego de un par de semanas donde han estado ocupadas en su totalidad, cada vez que un paciente fallece o se desescalona a Cuidados Intermedios, ingresa otra persona con condiciones poco favorables; algo que preocupa tanto a los profesionales de la salud como a las autoridades sanitarias que, durante el año, han debido trasladar a 17 risaraldenses a otras regiones del país.
 
El autocuidado y la disciplina social son dos factores importantes que puede hacer la ciudadanía para enfrentar la pandemia, agrega la Neumólogo Angela Giraldo, «el pedido es a toda la comunidad a que nos ayude, todos nosotros estamos en pro de ustedes pero, necesitamos de la comunidad, ayudemos ustedes también a nosotros».
Artículo anteriorInician obras de placas huellas en 6 vías rurales de Risaralda
Artículo siguienteSatisfactoria intervención de talud en la urbanización Los Juncos