Risaralda dejará de percibir $10.000 millones al año por no cobro de Estampilla Pro – Desarrollo

475

El gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, expresó absoluto respeto y acatamiento al fallo que frena el cobro de la Estampilla Pro-Desarrollo. «Ahora buscaremos la mejor manera de gestionar esos recursos para que nuestro Plan de Desarrollo Risaralda Verde y Emprendedora no se vea afectado», dijo el mandatario.

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo Sala Tercera de Decisión, mediante sentencia de primera instancia falló en noviembre 30 de 2016 «Declarar la derogatoria tácita del artículo 6º de la Ordenanza 012 de 2009 en lo tocante a la estampilla Pro-Desarrollo para actos, contratos o negocios jurídicos con y sin cuantía sujetos a registro en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos o en las Cámaras de Comercio por virtud de lo consagrado en el parágrafo segundo del artículo 15 de la ley 1579 de 2012, al producirse el fenómeno del decaimiento del acto administrativo».

Al respecto el secretario de Hacienda, Vicente Galvis Herrera, indicó que «cuando se refiere al decaimiento es que no se puede liquidar ni cobrar hacia el futuro por el concepto descrito la mencionada Estampilla. Lo cual implica también que no tendrá que hacerse devolución».

Agregó el funcionario que la Estampilla Pro-Desarrollo representa el 10% de los ingresos corrientes del Departamento.

«Esto obedece a que la Cámara de Comercio de Pereira instauró una demanda que fue fallada en contra del ente territorial. Como consecuencia de lo anterior una vez ejecutoriada la sentencia, cesa la obligación de pago y recaudo de la estampilla Pro – Desarrollo para los actos contratos o negocios jurídicos con o sin cuantía sujetos a registro ante la Oficina de Registro o ante la Cámara de Comercio», agregó Galvis Herrera.

Finalmente, expuso el funcionario que «el impacto de esta decisión supera los $30.000 millones durante la vigencia del gobierno del Sigifredo Salazar Osorio y debilita la posibilidad de financiamiento para la recuperación, construcción y mejoramiento de infraestructura educativa, deportiva y sanitaria».

Dato de interés

$30.000 millones durante los tres años que faltan de este gobierno, dejará percibir el departamento con la caída de la Estampilla Pro-Desarrollo. Sin embargo, el gobierno departamental gestionará recursos a través de otras fuentes de financiación.

 

Artículo anteriorPositivos resultados de campaña «Encendamos la sonrisa, apaguemos la pólvora»
Artículo siguientePor primera vez en 37 años cae nieve en el desierto del Sahara