Segundo golpe en una semana a la ilegalidad en Risaralda

1942

Por segunda vez en esta semana la Gobernación de Risaralda a través de la Dirección de Fiscalización golpea la ilegalidad, esta vez se trata de la aprehensión de 21 botellas de aguardiente adulterado y el cierre inicial de un establecimiento que comercializaba licor en el municipio de Belén de Umbría.

“Estamos trabajando muy fuerte y sin descanso para combatir la ilegalidad en el departamento y cuidar la salud de los risaraldenses, esta aprehensión se da en el marco las fiestas aniversarias del municipio de Belén de Umbría, en total son 21 botellas de licor adulterado, exactamente de aguardiente, se procede con la aprehensión del mismo y el cierre inicial del establecimiento, tal como lo contempla la ordenanza del estatuto interno de rentas del departamento”, confirmó María Catalina Correa, Directora de Fiscalización y Gestión de Ingresos de Risaralda.

La funcionaria enfatizó en el riesgo que existe al ingerir licor adulterado e hizo un llamado a la comercialización legal de estas bebidas. “Recordar que el licor adulterado no es apto para el consumo humano, que pone en riesgo la salud y hasta la vida, por lo cual debe haber más responsabilidad tanto de los comercializadores como de los consumidores”.

A la hora de comprar licor hágalo en un establecimiento de su confianza, desconfíe de las ofertas, verifique el estado de las etiquetas, cerciórese que el líquido este completamente limpió y haga un exhaustivo control a los sellos de seguridad, ante cualquier anomalía denuncie.

Dato de interés

Ante una situación de irregularidad con el consumo de licor o sospecha de su comercialización ilegal, cualquier ciudadano puede hacer la denuncia a través de la Secretaría de Hacienda, en la línea telefónica 3398300, extensión 406.

Artículo anteriorDel 13 al 20 de noviembre se realizará mantenimiento preventivo a pozo profundo de Puerto Caldas
Artículo siguienteGobernación avanza en un 80 por ciento con la construcción de viviendas Terrazas de Monserrate