Una sola botella de licor adulterado, es causal del cierre del negocio

126
Atendiendo al principio de la presunción de buena fe de los comercializadores de licor o de cigarrillos, podría decirse que las aprehensiones que se hacen de mercancías ilegales en sus negocios, llegaron allí, por el desconocimiento que tienen sobre cómo identificar un producto legal, de uno ilegal, a lo que se suma, la normatividad existente en cada departamento, que en el caso de Risaralda es el Estatuto de Rentas amparado en las Ordenanzas 015 del 2015 y 001 del 2019.
 
Sin embargo, existe un concepto a nivel jurídico que reza: “la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley”, que aplicado al campo de la fiscalización del licor en los establecimientos de comercio, significa, que sí se encuentra licor adulterado o de contrabando en el establecimiento, se deben aplicar las sanciones, que van desde el decomiso de la mercancía, el pago de sanciones, hasta el cierre del establecimiento del negocio y procesos a nivel de Fiscalía.
 
Artículo anteriorRisaralda ya aplicó 100 mil vacunas para Covid-19
Artículo siguienteMinSalud autorizó y respaldó decisión del Gobernador de suspender la alternancia educativa